miércoles, 12 de octubre de 2016

Gracias y adiós



Hola, amigos. Hoy entro en Flandes para contaros que voy a dejar de escribir en este sitio en el que tantas cosas hemos compartido a lo largo de estos años. Mi intención era anunciarlo en el décimo aniversario de su inauguración, el 13 de agosto de 2006, pero hasta ahora no he encontrado el momento de sentarme y redactar esta última entrada. Me fastidia haberme retrasado dos meses, porque me parecía que era una fecha muy indicada para hacerlo, pero tampoco tiene tanta importancia.

Llevaba un tiempo dándole vueltas porque sé que Flandes ha cumplido con la misión para la que lo creé, y es el momento de recoger los pertrechos y volver a casa.

No imagináis mi sonrisa cuando he echado un vistazo a las entradas de aquellos primeros intentos de comunicarme en un medio tan desconocido para mí (qué mal lo pasaba). He releído entradas de acontecimientos puntuales como fue, por ejemplo, la muerte de Jordan (nueve años ya que falleció; cómo pasa el tiempo) y también de aquellas en las que os daba la noticia de la publicación de cada libro, tanto en inglés como en castellano. Y los comentarios que hemos compartido para opinar sobre esos volúmenes, ya fueran de La Rueda o de series como Dragonlance, Reinos Olvidados, Los 7 reinos, La Gema Soberana. O de libros como La campaña afgana, Escuadrilla Azor, Rokshan, etc.

También hemos hablado de otras noticias que han ido apareciendo durante esta década. Por ejemplo, esas últimas sobre el "episodio piloto" o el Companion o la serie televisiva de LRdT, de la que todavía no se sabe nada.

Hemos conocido un poco mejor a Brandon a través de las traducciones de sus comentarios sobre cómo avanzaba en los libros y después en esas amplias retrospectivas donde daba su opinión sobre La Rueda y sus personajes.

Recuerdo que también he compartido con vosotros momentos de tristeza, por ejemplo cuando mis dos gatos partieron para disfrutar de un mundo mejor. Así como la pérdida, a lo largo de estos años, de muchos autores que nos gustaban. Pero asimismo compartí momentos alegres con las felicitaciones de Navidad o cuando por fin tomaba unas vacaciones o nos llegaba la noticia de que se publicaba tal o cual libro.

Desde luego, ha habido momentos incómodos, pero por suerte tengo mucha más memoria para las cosas buenas y agradables que para las otras.

En conjunto, guardo buenos recuerdos del intercambio de pareceres con quienes habéis entrado en Flandes para consultar, opinar, mostrar acuerdo o desacuerdo. También tengo recuerdos muy gratos de la relación mantenida con otras páginas webs basadas en las series en las que he participado en la traducción, en especial con los amigos de Los Espejos de la Rueda. Chicos, agradezco de verdad vuestra amabilidad y el afecto que me habéis demostrado.

Y tengo muy presente la gran ayuda que ha sido mi ayudante en los últimos años, tanto en la redacción de algunas entradas como con sus composiciones para anunciar los libros nuevos o (como la que repito hoy) la celebración de otro cumpleaños de Flandes. Gracias, Segundo.

Durante un tiempo no tocaré nada en comentarios, por si algunos de vosotros queréis decir algo.

Creo que eso es todo. No quiero ser pesada ni ponerme tristona, así que... Gracias de nuevo por vuestras visitas a los Tercios de Flandes y por vuestra compañía a través de la red de redes.

Hasta siempre.

Un abrazo

PD Cuando lleguen festividades y la Navidad, recordad que habrá una velita encendida para que no os perdáis en el camino de vuelta.

Etiquetas: , ,

Powered by Blogger