lunes, 14 de agosto de 2006

El porqué de Flandes

En caso de que alguien sienta curiosidad por el nombre de mi blog, diré que hace años leí un artículo de César Ayala, traductor del juego Elric. Era un artículo sobre las satisfacciones y los pesares de la profesión de traductor. Me hizo sonreír e incluso reír en ciertos momentos al sentirme identificada con lo que contaba, pero sobre todo me impresionó una frase. Me caló tan hondo que he hecho referencia a ella en varias ocasiones y, de hecho, es la que me ha llevado a dar título a este blog. La frase (el párrafo) en cuestión es:

El traductor es como un soldado de los tercios de Flandes. Está solo, cuenta con pocos aliados y se mueve en un entorno que le es netamente hostil. Y sabe que no se va a hacer rico con esto. Pero sigue haciéndolo porque en el fondo, todos somos MUY gilipollas.


Y he ahí por lo que muchas veces me siento como un soldado de los tercios de Flandes, con mi arcabuz apoyado en el hombro (el ordenador) y mi munición (el libro que estoy traduciendo) apuntando a no sé qué enemigo invisible y rogando que el tiro salga por donde Dios manda, no por la culata.

Neurastenias propias de trabajar en soledad.

Etiquetas:

6 Comments:

At 21/9/06 13:57, Blogger Ulin said...

PUes bienvenida a este el mundo de los blogs. Ahora eres como un soldado que ha dado su posición, así que te expones a más bombardeos, pero también a la llegada de más aliados. ;)

Un saludo de un fan de la rueda del tiempo.

 
At 21/9/06 14:08, Blogger Mila said...

Gracias por la bienvenida, ulin. Sé que dar la posición es arriesgado, y en este campo de batalla, más, pero como he dicho en el último comentario también sé que hay aliados que entran en liza y defienden a los soldados de este tercio :)

 
At 27/11/06 23:47, Anonymous César Ayala said...

No tenía ni idea de que aquel artículo que escribí te hubiera calado tanto, o que ni siquiera le hubiera calado a alguien :D
En fin, desde aquí tienes un saludo, y que sepas que sigo traduciendo, pero ahora ya gano más dinero :D

Y por cierto, a mí también me encanta leasticoulddo :D

 
At 28/11/06 0:14, Blogger Mila said...

Uno nunca sabe si una frase o una simple palabra suya va a tener repercusión en otras personas, sea en un sentido u otro ¿verdad? A mí esos Tercios de Flandes tuyos me sirvieron para... ubicarme, digamos. No es que fuera una posición para tirar cohetes; ni siquiera la calificaría de aceptable, pero era la que había elegido yo. Por cierto ¿figuraría como requisito para entrar en los tercios tener cierta tendencia a la (ejem) gilipollez?

De todos modos, los oídos deben de haberte pitado muchas veces cuando yo mascullaba "Pero qué razón tiene César" al verlas llegar por el frente y por la retaguardia. Jajaja

Quiero darte las gracias no sólo porque en su momento se te ocurriera la dichosa frase, sino por permitir que la utilice, aunque desde el principio dejé bien claro quién ha sido su autor :)

Un saludo y ojalá siga esa tendencia al alza en cuanto a la soldada ;)

 
At 9/1/11 1:28, Anonymous gonzanet said...

Hola Mila soy un aficianado a la lectura de sagas epicas, en especial a la rueda del tiempo(me llego por la batalla de flame).
como buen lector decidi empezar a leer tu blog por el principio pues creo que es lo correcto.
Debo decirte respecto a lo que comentabas antes que para mi las personas que haceis labor de traductores soy gente eXcepcional y sin vosotros no conoceriamos historias tan bonitas como las de la tierra media o tan apasionantes como las de Rand al’Thor y sus amigos.
Bueno no me enrrollo mas saludos y espero ser un asiduo de este blog

 
At 9/1/11 9:19, Blogger Mila said...

Hola, Gonza :)

Pues no imaginas cómo agradezco la opinión que te merece esta profesión tan poco reconocida.

A la mayoría de lectores ni siquiera se le ocurre la idea de que alguien ha trabajado durante unos meses para que un libro aparezca en castellano (o en otro idioma distinto al de partida). Es como si ese cambio ocurriera por arte de birbibirloque.

Incluso, yo he llegado a ver algo tan absurdo como "la traducción de la Editorial X..." Y los ojos se me pusieron asi O_O. (Un ente mercantil que traduce, ¡halaaaa! Un milagro mayor que el del vino de las Bodas de Canaan.) Por ello nuestro seudónimo es "los Invisibles" :DDD

Es lo que tiene luchar en Flandes... Que sólo somos visibles cuando se busca un chivo expiatorio al que cargar con el mochuelo y fusilarlo, fíjate qué incongruencia, jejeje...

Ya que todavía estás en la batalla de Falme, es mejor que, antes de leer cualquier entrada o comentario (eso te lo aconsejo para cualquier sitio dedicado a La Rueda), te fijes en el título o si aparece la palabra diabólica "spoiler" para evitar que alguien te "destripe" la trama de la historia.

Ojalá sigas disfrutando con la lectura de esta saga, y bienvenido a Flandes :)

PD ¡Y tranquilo! Enróllate todo lo que quieras, porque... ya ves. Yo soy peor que una persiana :).

 

Publicar un comentario

<< Home

Powered by Blogger