jueves, 14 de febrero de 2008

Repaso general - La Rueda del Tiempo (4)

Bien, antes de que nuestro amigo Brandon me sorprenda con la siguiente entrada y se me amontone el trabajo, cuelgo los comentarios sobre el libro 4 (en inglés).

En esta entrada, Brandon empieza haciendo un comentario sobre su blog y aclara que lo utiliza más bien como una ventana donde anunciar: “Esto es lo que tengo entre manos ahora mismo” y afirma que él no es un verdadero “blogger”, que no lee lo que pasa en la “Blogsfera”. Según él, su blog es más un lugar para noticias que un verdadero blog, una forma de que sus lectores estén al tanto de lo que hace. Y continua diciendo:

---

Los Portales de Piedra y El Yermo de Aiel (4 y 5 edición antigua, rústica)
Los Portales de Piedra y El Yermo de Aiel (7 y 8 edición nueva, cartoné)

Blog de Brandon Sanderson – 07-02-08

Estos posts de La Rueda del Tiempo tienen ese propósito (informar de lo que está haciendo). No son tanto un análisis de los libros como una forma de decir: “Eh, he acabado este libro y voy a empezar con el siguiente, por si te interesa.” Evito cualquier análisis a fondo adrede ya que, bueno, prefiero no entrar en debates serios en este momento. Mis posts sólo son reacciones improvisadas que tienen como fin señalar dónde estoy y cuáles han sido mis sensaciones.

Dicho esto, aquí tenéis unas cuantas reacciones a Los Portales de Piedra y El Yermo de Aiel.

Este libro* es largo; enorme, en realidad. Siento curiosidad por saber si es el más largo de los del señor Jordan en número de palabras. (¿Alguien tiene una lista del número de palabras de cada uno de los libros?) Sin embargo, a mí no se me ha hecho largo, puesto que hay muchísimos personajes a los que he tenido que estar atento y seguir su trama. He oído que hay personas que protestan por la cantidad de personajes que tiene la serie de La Rueda del Tiempo, pero, en mi opinión, eso es lo que hace que funcione tan bien. Una novela de 400.000 palabras puede justificarse si nos permite seguir tantos puntos de vista diferentes y tantos argumentos.

Para mí, la mejor parte de este libro, incuestionablemente, son las escenas en que Rand revive la historia de los Aiel y del Pueblo Errante. Eso ilustra exactamente lo que intentaba decir en el párrafo anterior, aunque no lo conseguía del todo. Estos libros tienen éxito porque, sea desde el punto de vista de quien sea que se desarrolla la historia, el señor Jordan es capaz de hacer que los personajes parezcan vivos y reales, y sabe cómo hacer racionales sus motivaciones. (Aunque, en ocasiones, sean perversas.) Esas escenas del pasado son un gran ejemplo. Hasta ese momento no sabíamos nada de esas personas y, sin embargo, para mí resulta tan interesante leer sobre ellas como sobre los personajes principales.

Creo que éste es un salto que los lectores tienen que dar para disfrutar realmente la serie. No pueden estar tan apegados a Rand, Mat, Egwene y Perrin que no quieran experimentar la convincente caracterización de otros personajes del mundo. Los que no pueden dar ese salto tienden a protestar que la serie está perdiendo enfoque. Los que dan el salto obtienen una historia más compleja y profunda que las que pueden encontrarse en otras series de fantasía en las que se ciñen más a las estructuras tradicionales en el argumento y las caracterizaciones.

La parte de este libro que prefiero en segundo lugar tiene que ver con Perrin y Faile. A veces se cita a Faile como uno de los personajes que goza de menos favor del público, aunque me da la impresión de que eso se debe, una vez más, a no comprender lo que está pasando. Al principio resulta irritante; oh, sí, ya lo creo que lo es. Su actitud es infantil e irascible. Y eso es genial, porque significa que tiene espacio para desarrollarse como persona. Y creo que lo consigue. Este libro empieza con una relación, inmadura en mi opinión, entre Perrin y ella. Hacia el final, ambos se han desarrollado y han madurado juntos. Perrin, aprendiendo a ser un líder, y Faile aprendiendo a trabajar con él en vez de limitarse a intentar con demasiado empeño que él la deje estar al cargo. Creo que ésa es una lección importante que una joven noble como ella necesita aprender.


*Se refiere al contenido de las dos partes que se publicaron en castellano.

---

Esa explicación al principio respecto a lo que es realmente su blog, no sé a qué se debe. Tal vez haya visto en alguna página comentarios sobre lo que hace o no hace en el blog y ha preferido aclarar la idea que tiene él de ese espacio en el que expone lo que desea comentar.

Espero que os interesen las cosas de las que habla en esta entrada.

Un saludo

Etiquetas: ,

3 Comments:

At 14/2/08 21:10, Anonymous El Nuevo said...

Hola Mila,

Sólo agradecerte el esfuerzo que vuelcas en este blog y más especialmente en las traducciones de contenidos respecto a la Rueda.

Saludos,

El Nuevo

 
At 14/2/08 21:24, Blogger Mila said...

Bienvenido a Flandes, El Nuevo :)

Gracias a ti, (a todos los que entráis) por pasar a visitarme.

Cuando se hace con agrado un trabajo, el esfuerzo es menor. Eso dicen :)

Un saludo

 
At 15/2/08 0:19, Blogger malkieri said...

hola de nuevo,
Acabo de leerme todas las entradas que has escrito de Brandon Sanderson. Cierto es que no tengo tiempo, pero me entran ganas de cogerme unas vacaciones y leerme todos los libros de nuevo. Es esa sensación que producen estos libros al leerlos, que llenan las historias, las venturas y las desventuras que les sucenden a "todos" sus personajes. buf, menos mal que no me dedico a escribir. me quedo sin palabras para expresar lo que quiero enseguida. Quizá sea esa manera de hacernos ver los puntos de vista de cada personaje, sus motivaciones, inquietudes y todos los sentimientos que experimentan lo que me ha marcado más de esta saga. A mi por lo menos me ha enseñado que todos los puntos de vista son, por lo menos, dignos de valorar.
Un abrazo gente, que me enrollo un monton y las horas acompañan.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home

Powered by Blogger