martes, 18 de febrero de 2014

Retrospectiva de LRdT (7) – B Sanderson

Aquí tenéis la séptima entrega de la retrospectiva de Brandon. En este penúltimo comentario, BS entra ya en temas relacionados con Un Recuerdo de Luz, y en esta ocasión habla sobre Egwene y Perrin. Una vez más, Brandon avisa que hay spoilers de toda la serie. De modo que… Aunque imagino que ya lo sabéis a estas alturas, repito una vez más: los que no hayáis acabado los libros, no leáis ninguno de los artículos encuadrados en el tema de la retrospectiva si no queréis llevaros una sorpresa por adelantado.

Retrospectiva – La Rueda del Tiempo: Un Recuerdo de Luz: Perrin y Egwene

30 de octubre 2013

Podéis ver una explicación de mi retrospectiva de La Rueda del Tiempo en el enlace a las entradas previas sobre este tema. Aquí tenéis la séptima entrada. Antes de empezar, he de mencionar que en ésta hay spoilers de toda la serie, incluido el final. Si no habéis terminado, será mejor que lo hagáis antes de leer este artículo.

Un Recuerdo de Luz: Perrin y Egwene

Ahora llegamos a lo importante. La Última Batalla, el último libro de La Rueda del Tiempo.

Había tanto que meter en este libro que a veces me preguntaba si sería capaz de crear con ello una narración coherente. El peligro estaba en que, en lugar de eso, sonara como una sucesión de «Oh, eh, olvidé encadenar esto» y de cabos sueltos que van completándose uno tras otro. Muchas de esas cosas tenían que quedar enlazadas en la trama, pero era preciso que ocurriera de forma que conformara una historia.

Perrin

Cuando entré de lleno en este libro acababa de terminar Torres de Medianoche y puede decirse que estaba «flipado» con Perrin. Quería seguir escribiendo sobre él, así que me puse primero con su secuencia en el libro. Funcionó, hasta cierto punto. Me encantan las partes de Perrin en este libro. Sin embargo, hacia el final —y tras terminar los otros puntos de vista— nos dimos cuenta de que el libro tenía demasiado contenido sobre este personaje. Cortar la secuencia en la que Perrin viaja a través de los Atajos para intentar cerrar desde dentro la puerta que hay en Caemlyn era una forma de equilibrarlo. También se cortó porque Harriet opinaba que yo había retrocedido demasiado al volver a temas previos de la serie y retomar cosas que mejor era dejarlas como estaban y así poder enfocarnos en la Última Batalla. (Además, Maria creía que mis descripciones de los Atajos no encajaban en la historia.)

Era una secuencia de diecisiete mil palabras (y acababa con los Ogier rescatando a Perrin y compañía del Viento Negro, al que ahuyentaban con su canción). Me encantaba esa escena, pero a diferencia de la secuencia protagonizada por Bao (la escena eliminada que se tituló River of Souls para incluirla en la antología Unfettered), no se ajustaba al contenido del libro. No podía ocurrir por multitud de razones, y se descartó.

Por lo demás, Perrin terminó como yo quería que acabara. A muncha gente le sorprendió que lo sacara de la lucha durante un buen trecho de la Última Batalla, pero me pareció lo más apropiado. Los ejércitos combatientes eran terreno de Mat, y el enfoque de Perrin para el combate estaba en reunirse con Rand y protegerlo en el Sueño del Lobo. También estaban pasando muchas cosas a la vez, así que decidí dejarlo «en la reserva» intercalando su historia con la batalla durante una parte de la misma; y estoy contento con el resultado. Eso hizo que la lucha con Verdugo tuviera un efecto impactante cuando la trama se interrumpe dejando herido a Perrin.

Egwene

Había tres cosas en particular que hacían que la redacción del último libro fuera todo un reto. La primera era cómo plantear la lucha de Rand con el Oscuro de una forma que resultara interesante, «visual», y con fuerza. La segunda era cómo planear las tácticas a la gran escala de una batalla. La última tenía que ver con Egwene.

En sus notas, Robert Jordan era muy específico respecto al hecho de que Rand y Egwene tenían que llegar casi a las manos en cuanto a quién estaba al mando en la Última Batalla. Lo citaba como la gran unión de los ejércitos contra Rand, cuyas decisiones se consideraban demasiado radicales, demasiado peligrosas, para dejar que las llevara a cabo. Moraine debía ser la fuerza que uniera a ambos bandos, que unificara los ejércitos de la luz, y así cimentar su importancia mostrando por qué Mat tenía que rescatarla antes de la Última Batalla. (Había muchas instrucciones respecto a lo que Moraine debía decir y un buen trozo escrito sobre el encuentro en Campo de Merrilor.)

Para mí era una gran responsabilidad llevar a Rand y Egwene —haciéndolo con realismo— al punto en que el lector creyera que lucharían el uno contra el otro, o que al menos librarían la Última Batalla cada cual por su lado, sin cohesión; cosa que habría ocurrido de no ser por la intervención de Moraine. Hacerlo no era fácil. Teniendo un final en La tormenta con Egwene en pleno auge, me encontré dándole vueltas a cómo llevarla a lo largo de Torres de Medianoche y de Un Recuerdo de Luz a un conflicto de oposición con Rand sin ganarse la antipatía del lector debido a sus puntos de vista. Yo creía que lo que Egwene estaba haciendo era muy realista y acorde con la forma de ser de su personaje, pero también sabía que tomando las decisiones que tendría que tomar iba a provocar el enfado de algunos lectores con ella.

Al final, decidí que lo indicado era dejar que la gente se enfadara. La misma fuerza que había hecho que Egwene brillara en La tormenta también era la fuerza que la condujo a liderar a las Aes Sedai, y a convertirse realmente en una de ellas. La voluntad de las Aes Sedai contra el resto del mundo es uno de los temas principales de La Rueda del Tiempo y, sea cual sea vuestra opinión al respecto, es un tema consistente, al igual que lo son los personajes. Egwene estaba al frente de ellas. Sí, quería que fuera «cercana», pero también quería que resultara evidente que era Aes Sedai, y que no iba a permitir que otra persona controlara las decisiones respecto a cómo afrontar la Última Batalla.

------

Enlace a la entrada original.


Etiquetas: , , ,

7 Comments:

At 19/2/14 11:19, Anonymous Anónimo said...

¡gracias!

 
At 19/2/14 16:44, Anonymous kalessin said...

Gracias por las dos últimas mila!

Una pena esa escena de los ogier espantando al viento negro,tenía buena pinta :)

 
At 21/2/14 22:26, Blogger Samuel Guerrero said...

Pues no sé yo, viendo el comentario de Harriet acerca de que su descripción de los atajos no concordaba demasiado casi parece mejor que se quedara fuera. Podemos habernos librado de algún que otro estropicio de Sanderson gracias a esto.

Respecto a conseguir que Egwene nos cayera mal creo que no debió calentarse la cabeza, a mí por lo menos llevaba ya más de diez libros cayéndome fatal jeje.

 
At 22/2/14 16:28, Anonymous kalessin said...

Na,eso se solucionaba rápido si se va directamente a la escena de los ogier,algo tipo "después de atravesar nuevamente los atajos sin problemas hizo su aparición el viento negro" etc,etc... y pasas a la escena de los ogier xD

Con respecto a egwene conmigo lo consiguió,a mi realmente no me caía nada mal,pero una vez llegó a ser amyrlin en la torre blanca fué cuando empezó a parecerme realmente odiosa,menos mal que con su escena final hizo que no guardara mal recuerdo de ella,ahí se resarce un poco,aunque me hubiera gustado un reencuentro con rand y una disculpa pública o algo así xD

 
At 23/2/14 19:49, Blogger Mila said...

Hola :)

Kalessin, no fue Harriet la que le dijo que la descripción de los Atajos "no encajaba en la historia", sino Maria. Harriet lo que dijo es que al volver a retomar cosas de mucho tiempo atrás quizá el libro no se enfocaría tanto en la Última Batalla.

Anónimo y Kalessin, no hay de qué (por lo de dar las gracias). Dentro de poco ya no tendréis que repetirlo, porque sólo nos queda la última entrega. A ver cuándo puedo ponerme a ello y acabar estas entradas.

Samuel, gracias por entrar a dejar un comentario.

¡Un saludo!

 
At 4/3/14 21:03, Blogger Argéntea said...

Interesantísimo, como siempre. Gracias por tu esfuerzo en traernos estas retrospectivas :)

 
At 8/3/14 11:09, Blogger Mila said...

De nada, Argéntea.

Dentro de un rato, cuando repase lo que estuve haciendo anoche, colgaré la última entrada de la retrospectiva, así que este tema quedará terminado.

Saludos

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home

Powered by Blogger