jueves, 14 de junio de 2007

Resuelto el caso de Matilde

Con gran alegría leo que por fin se ha regularizado la situación de Matilde con Planeta y, al parecer, con final feliz para ella.

Visitando el blog (o la bitácora, como queráis) de un colega vi que comentaba que este tema se había solucionado y remitía, para más información, a la nota publicada por la asociación de traductores ACEtt Situación contractual de Matilde Horne así como a un artículo aparecido en El País. Como no he podido acceder a este último, busqué (y hallé) una cita de dicho artículo en la página de Los Espejos, que me he permitido copiar aquí; os pongo también el enlace a la noticia en sus foros Artículos sobre traductores y Matilde Horne :

Extracto sacado de El País

La traductora resuelve el pleito

El pasado mes de marzo la editorial Planeta y la traductora argentina Matilde Horne, que tradujo un total de 41 libros para uno de los sellos del grupo, llegaron a un acuerdo para regularizar la situación de Horne, de 92 años.

El acuerdo salda la deuda pendiente con Horne, que no había recibido dinero alguno de los derechos de autor por las traducciones que Planeta había explotado entre 2001 y 2006 -el grupo compró Minotauro, editora de toda la bibliografía de Tolkien, en 2001- y regulariza los contratos, hasta ahora inexistentes, de las traducciones publicadas por Planeta o uno de sus sellos. Desde el 1 de enero de 2007 en adelante, a Horne se le liquidará semestralmente el porcentaje de derechos que genere las ventas de las obras que tradujo para Minotauro.

Matilde Horne tradujo obras de Ray Bradbury, Ursula K. Le Guin, Stanislav Lem, Angela Carter, Doris Lessing y otros grandes autores, además de la segunda y tercera entrega de la saga de El señor de los anillos, de J. R. R. Tolkien junto a Luis Doménech. "Las partes están contentas y el acuerdo responde a la voluntad de la editorial de regularizar los contratos de todos sus traductores", asegura el traductor Andrés Ehrenhaus, vicepresidente de la Sección Autónoma de Traductores de Libros de la Asociación Colegial de Escritores de España (Acett) y que ha actuado como intermediario entre Planeta y la traductora. El único hecho que ensombrece ésta y, en general, todas las negociaciones entre traductor y editor es, según Ehrenhaus, la falta de transparencia en los métodos de control de las tiradas. "Siempre tenemos que aceptar las cifras que nos proponen las editoriales, no hay ningún organismo que garantiza su fiabilidad y, por tanto, el traductor se encuentra totalmente indefenso, ¿qué podemos hacer, contratar un detective?".

La comunidad traductora se muestra satisfecha por el acuerdo pero lamenta que todavía queden tantas matildes en situación irregular.

Huelga decir la satisfacción que me produce esta noticia. Por Matilde y por el colectivo de los traductores en general. Confiemos en que todos podamos celebrar que hemos llegado también al mejor arreglo posible con ésta y con cualquier otra editorial con la que colaboremos para regularizar situaciones que parecen anacrónicas. Tampoco creo que sea pedir mucho que se reconozcan nuestros derechos.

Enhorabuena a Maltilde y felicitar a la ACEtt y a todos aquellos que han colaborado para llevar a buen puerto este asunto.

Un saludo


Etiquetas: ,

1 Comments:

At 17/6/07 17:52, Anonymous malkieri said...

Leí en su momento el artículo que redactaste sobre Matilde. Y me alegro un monton que esto haya podido llegar a buen término.
un saludo.

 

Publicar un comentario

<< Home

Powered by Blogger