lunes, 4 de agosto de 2008

El alma se serena


Llega el momento de cerrar la carpeta de asuntos pendientes, apagar la luz de la lámpara de mesa y echar la llave al despacho. En la puerta colgaré un cartel: "Prohibido entrar. Si lo haces, la transformación a burra de carga se completará." Creo que esa amenaza surtirá efecto. Sí, que las orejas que me están creciendo no me favorecen.

Además, hay que recargar las pilas, porque cuando empiece el "nuevo curso" me temo que no va a ser más relajado ni más fácil ni más tranquilo que el que acaba de terminar. Todo lo contrario.

Sin embargo, como ocurre la mayoría de las veces, siempre hay algo, un detalle, un atisbo de esperanza, que te da ánimo, fuerza y ganas de seguir en la brecha. Por algo será.

Este año he elegido dos lugares, uno de montaña y otro de costa, en los que disfruté mucho en veranos pasados. Mientras escogía las fotografías me han llegado de golpe muchos recuerdos de esos sitios y esos días. Recuerdos que te hacen sonreír y te producen nostalgia.

Y cada uno de esos lugares, especial y único a su modo. Las Cíes, con su belleza en ese océano bravo y frío, un santuario de la naturaleza. Qué mal lo pasé cuando vi los reportajes de la mancha negra llegando a las islas y el desastre que significó. Hace tiempo que no hablo con nadie de allí para preguntar cómo está todo aquello y si se va recuperando algo de lo que se perdió.

La subida camino al Naranco. Grandioso; es la palabra que califica este paisaje y el conjunto entero de los Picos de Europa. Aunque también, además de grandioso, tiene mucho de mágico. Mucho. Por cierto, qué palizón hacer ida y vuelta por la garganta del Carés. Y en uno de los veranos más calurosos de hacía no sé cuántos años. Pero todo merecía la pena por disfrutar de esa hermosura.

Por último, Covadonga y la majestuosidad de todo el conjunto y su entorno es la última imagen que cuelgo para, de algún modo, representar esa alma que se serena, que deja de quemarse la vista y la esencia delante de una pantalla y dirige los ojos hacia cosas más satisfactorias que la colman con sensaciones que sí merecen la pena.

Desde aquí os deseo a todos una gratas vacaciones. Disfrutadlas y aprovechad el momento, que por cada segundo sólo se pasa una vez.

Carpe diem
----

PD. Los que seguís las actualizaciones de AMoL, no os preocupéis, que el amigo Brandon pasa una semana en Denver, en WorldCon (supongo que será algo programado por las editoriales) y que se disculpa por no poder dar más noticias durante varios días. De momento, he visto que la barra de avance llega ya al 34%.

Etiquetas:

3 Comments:

At 5/8/08 20:01, Anonymous Anónimo said...

¡Espero que disfrutes de las vacaciones!

Nos vemos en Septiembre.

Saludos

 
At 11/8/08 21:49, Anonymous Anónimo said...

¡Pasatelo bien Mila!, espero que cuelgues en tu blog un pequeño informe de como te fueron las vacaciones jejejeje.

Saludos Flinn.

 
At 18/8/08 14:14, Blogger Mila said...

Gracias a los dos, aunque sea con retraso ;)

Anónimo: nos "veremos" en septiembre porque será cuando vuelvas de tus vacaciones, que a mí ya me han puesto delante de la pantalla otra vez :( Menuda suerte, hasta septiembre, ufff...

Me temo, amigo Flinn, que los informes privados seguirán siendo privados, jejeje. Lo he pasado muy bien y he descansado cuanto he podido que, principalmente, era de lo que se trataba. Y hasta ahí puedo leer...

Un saludo

 

Publicar un comentario

<< Home

Powered by Blogger