lunes, 6 de octubre de 2008

Mesa redonda en la Convención de Denver

Me pasaron hace ya varias semanas (lamento el retraso en poner el comentario, pero no he dispuesto de un rato para hacerlo hasta ahora) una noticia que un tal Peter Ahlstrom había puesto en su blog relacionada con la mesa redonda que hubo sobre La Rueda del Tiempo durante la Convención World Science Fiction celebrada en Denver. Los componentes de la mesa que aparecen en la fotografía son, de izquierda a derecha: Moshe Feder, moderador y editor de texto de Brandon (de sus libros, no de La Rueda) en Tor; Tom Doherty, fundador y editor de Tor; Brandon Sanderson, elegido para completar A Memory of Light; Elise Mattheson, socia del fallecido John M. Ford y amiga íntima de los Rigney; Peter Ahlstrom, en otro tiempo editor de manga y fan de La Rueda desde hace mucho tiempo, que conoce a Brandon hace diez años. La fotografía la tomó Skwid.

Es un artículo largo y no puedo hacer un repaso a fondo, así que disculpad las erratas que salgan. También tened en cuenta que quizá podría haber algún "spoiler", así que los que no se hayan leído todos los libros que vayan con cuidado. Arriba he puesto el enlace al blog de Peter Ahlstrom por si os apetece leerlo entero en inglés. Y Peter nos cuenta que...

El sábado 9 de agosto tuvo el privilegio de formar parte de la mesa redonda sobre La Rueda del Tiempo, en la Convención World Science Fiction celebrada en Denver. Peter había creído que alguien grabaría el evento con iPod para después colgarlo en Internet, pero por lo visto no fue así. Así que decidió ponerlo en su blog recurriendo a los montones de anotaciones que había ido tomando durante el desarrollo del evento.Tom Doherty explica cómo arrancó toda la historia de la publicación de La Rueda del Tiempo. Cuenta que trabajó con Harriet, y otra persona en Ace, donde duplicaron el volumen de ventas. Que poco después los padres de Harriet fallecieron y ella heredó la casa familiar en Charleston. Ya recordaréis por las fotos del funeral que tiene un jardín vallado enorme. Parece que junto con la casa había también un jardinero, una doncella y una cocinera que trabajaban para la familia desde hacía años. En palabras de Tom: “Harriet es una princesa sureña.” Estaba divorciada y quería ir a vivir a Charleston para criar allí a su hijo. Como él no quería perderla como editora, se creó una empresa, Popham Pres. Desde Charleston Harriet adquiría y editaba libros, y la producción y la maquetación se hacía en Ace, todo ello según el acuerdo de distribución de beneficios.

Harriet conoció a Jim Rigney en una librería de Charleston. Él era ingeniero de submarinos atómicos y lo habían herido; se había puesto a escribir mientras se recuperaba. El librero sabía que Harriet era editora y pensó que deberían conocerse, así que los presentó.

Jim escribió un libro titulado Fallon Blood para poner una nota romántica a una parte de la historia de Estados Unidos que a su entender se había pasado por alto en la cultura popular (el papel del sur en la guerra revolucionaria). Decidió que publicaría los libros con seudónimo y utilizó uno distinto para cada serie. Para los libros de Fallon usó el apodo de Reagan O’Neal.

En la firma donde trabajaba Tom empezó a haber problemas y se contrató un “financiero” para que la dirigiera. En fin, que al crecer los problemas, Tom decidió fundar Tor Books. Tor tuvo la oportunidad de publicar algunas novelas de Conan, una de las cuales sería la adaptación a novela de la película Conan el Destructor. A Jim Rigney le interesó escribir ese libro y otras novelas de Conan, para lo que eligió el seudónimo de Robert Jordan.

En 1984 Jim se presentó ante Tom y le dijo: “Tengo una idea estupenda para una historia de fantasía épica que tendrá seis libros." El primero se publicó cinco años después, en 1989. Tom dice que al leer el manuscrito de El Ojo del Mundo se quedó prendado. Preparó una campaña de mercado sin precedente en aquellos tiempos, con 5000 ARC (Advance Reader Copy; son ejemplares que se dan para que la gente lea el libro que sea y opine antes de lanzarlo al mercado) y mandaron uno a todas las librerías del país. Casi de inmediato se vendieron 40.000 ejemplares. Cuando salió el segundo libro, las ventas del primero volvieron a dispararse y doblaron la cifra anterior. A raíz de esto, Tor dejó la edición de bolsillo y se lanzó con la de pasta dura.

Tom explicó que Jim había dicho siempre que sabía cómo acabaría la serie, y que cuando se puso a trabajar en A Memory of Light, escribió el final. Eso, además del prólogo y de todos los otros fragmentos que escribió, suma un total de 200 páginas manuscritas (unas 50.000 palabras). Tom siguió diciendo que le gustó mucho el libro de Brandon, Elantris, y aún más la trilogía “Nacidos de la bruma”. Y que aunque Jim al principio se oponía a que otra persona acabara de escribir la serie La Rueda del Tiempo, poco antes de morir se convenció de que, ya que él no iba a poder finalizar el último libro, tendría que hacerlo algún otro. Tom describe La Rueda como “una serie que se leerá durante generaciones”. Aseguró que están orgullosos del trabajo que Brandon está haciendo. Comentó asimismo que Jim tenía planeado escribir unos libros que tenían lugar diez años después de A Memory of Light, libros que se centrarían principalmente en Mat y Tuon.

A continuación, Moshe le pide a Brandon que explique cómo acabó involucrado en La Rueda del Tiempo. Brandon cuenta que la historia empieza más o menos en 1989. No solía leer, pero para que hiciera un informe de lectura un profesor le dejó un libro, Dragonsbane, de Barbara Hambly. Al leerlo pensó que era como si lo hubiesen escrito especialmente para él. A raíz de ahí empezó a devorar todos los libros de fantasía que caían en sus manos.

Al año siguiente, en 1990, Brandon vio El Ojo del Mundo en edición de bolsillo en una librería y la portada lo atrajo de inmediato. El resumen de la contraportada le hizo pensar que tenía que leer aquel libro tan grande. Al empezar la lectura, la complejidad de la trama hizo que la cabeza le diera vueltas (en el buen sentido, aclara). Además, Rand, Mat y Perrin eran de su misma edad, razón que despertó más su interés.

Empezó la universidad y enseguida se dio cuenta de que, aunque era bueno en química, había una gran diferencia entre gustarte las ciencias y hacer la carrera de ciencias químicas. Sin embargo, su trabajo como portero de noche en un hotel le proporcionó mucho tiempo para escribir.

La idea de que Tor le publicara su libro tuvo un gran significado para Brandon, porque esa editorial publicaba los libros de Robert Jordan. Cuando Moshe le dijo que querían comprar Elantris, Joshua, su editor, dijo: “Veamos si hay alguien que nos haga una oferta mejor.” Pero Brandon se negó en redondo. Quería que Tor le publicara su libro.

Para él, la muerte de RJ no fue una oportunidad, sino una tragedia.

Elise explica que vio la entrada de Brandon en su blog con el panegírico a Jordan y de inmediato tuvo la necesidad de imprimirlo. Se lo entregó a Harriet y le dijo que tenía que leer aquello. Ese mismo día vio que Harriet les leía en voz alta a otros amigos de Jim esa entrada de Brandon.

Brandon recibió un mensaje telefónico de Harriet en el que le pedía que la llamara porque quería discutir algo con él. Brandon llamó a distintas horas sin encontrar a Harriet en casa. Así que llamó a Tor. Moshe no estaba, pero se puso en contacto con Patrick, que le contestó: "Probablemente es lo que crees. Me ocuparé de que Harriet te vuelva a llamar."

Así fue. Harriet le dijo que estaba considerando los nombres de varios escritores para terminar el último libro de La Rueda del Tiempo y quería saber si le interesaba ser uno de ellos. Lo primero que pensó Brandon fue: "El único que puede escribir ese libro es Robert Jordan." A continuación, pensó: "Si tiene que escribirlo otra persona, entonces quiero ser yo." Hasta ese momento Brandon estaba preocupado pensando cómo iba a terminarse la serie (igual que muchos otros lectores).

Tom interviene en ese momento para aclarar que fue Harriet la que eligió quién terminaría la serie, y que sólo ella podía tomar esa decisión, pero que en este caso estaba totalmente de acuerdo con su elección de Brandon.

Brandon cuenta que al llegar a la casa de los Rigney en Charleston hubo dos cosas que pidió ver enseguida, y fueron el final del libro y... quién mató a Asmodean.

De las 200 páginas manuscritas que dejó Jordan, la parte más extensa es el prólogo; la siguiente más larga, es el final; y el resto de las páginas son trozos de una parte u otra del libro. Brandon calculó que si Jim hubiese acabado el manuscrito éste habría llegado a las 2000 páginas (unas 500.000 palabras, en el formato estándar de manuscrito.)

Brandon explica que está escribiendo el libro en grupos de “puntos de vista” de distintos personajes. Hay varios que siguen sus propias líneas de trama, pero en la última parte del libro —unas tres cuartas partes o un en el 80%— todos los grupos se juntan. Escribe cada uno de esos grupos por separado, cada cual, todo seguido. El primer grupo se centra en Rand, con Rand, Nynaeve, Min, etc. Ha terminado de escribir ese grupo de “puntos de vista” desde el principio del libro hasta el punto de encuentro de todos. Ahora (recordad que esto ocurrió a primeros de agosto, con lo cual ya habrá avanzado más) está con el grupo de Perrin, Faile, Galad, y después se pondrá con el de Egwene y la Torre Blanca, seguido por el de Mat y Thom. Después trabajará con grupos de “puntos de vista” menos conectados entre sí, como la historia de Elayne y lo que ocurre con la Torre Negra, etc. Entonces, con todos los puntos de vista reunidos en el mismo lugar, escribirá la última parte de la historia hasta (e incluyendo) la parte que Jim escribió. En cada grupo de personajes existen anotaciones detalladas de quién está y qué secretos se pueden revelar.

(En el momento de la convención, Brandon tenía escritas 200.000 palabras; Peter cuenta que Brandon va escribiendo incluso en el coche, que conduce su mujer.)

“¿Doscientas mil? -interrumpe Tom—. ¡Ayer me dijiste que tenías hecho un tercio del libro!” Todos los presentes hacen rápidamente las cuentas.

Brandon dice que el objetivo es no dejar fuera NADA de lo que escribió Jim. Hasta la última palabra escrita por él, estará en el libro. Todo lo que dijera que tenía que pasar, pasará.Tom comenta que eso suena cada vez más como dos volúmenes.

“Cuidad a los aficionados. Encontrad a alguien que acabe el libro.” Ésa fue la última voluntad de RJ.

Si al final hay que dividir el libro, Brandon preferiría que la primera parte saliera en octubre 2009 y la segunda, en noviembre 2009, con una edición especial del libro completo, encuadernado en piel.

Tom comenta que le parece que será físicamente imposible encuadernarlo en un único ejemplar. Peter dice que interpreta eso como una reacción a la posibilidad de que se llegue a las 600.000 palabras y también a no descartar la edición especial.

Brandon interviene en ese momento para decir que RJ no alargaba artificialmente la serie, que escribía lo que le gustaba.

En la audiencia se hace una pregunta respecto a las dos novelas anteriores en el tiempo a la trama principal, aparte de Nueva primavera. Brandon responde que quien puede decidir si se escriben o no es de Harriet. De momento él ni siquiera piensa en eso; tiene que escribir sus propios libros después de acabar A Memory of Light. Aunque si Harriet le pide que las escriba, aceptará porque, después de todo, sigue pensando que si tiene que escribirlas alguien, prefiere ser él quien lo haga.

Otra pregunta es: ¿La dedicatoria de A Memory of Light será del propio Robert Jordan o será una especie de tributo al autor original del libro?

Tom y Brandon contestan que todos los libros anteriores estaban dedicados por Robert Jordan a Harriet y están seguros de que ni RJ ni Harriet aceptarían que fuera de otra manera en este libro. No obstante, Tom añade que habrá algo así como un prefacio aclaratorio que escribirá Harriet.

Otra pregunta de un aficionado es: Cuando sólo eras un lector más de la serie ¿qué líneas narrativas o misterios eran los que estabas deseando saber la conclusión? ¿Te llevaste alguna gran sorpresa cuando descubriste lo que ocurría?” A lo que Brandon responde que la historia de Moraine le interesó siempre, porque, como Gandalf, no era un personaje omnisciente. Que después de leer el libro 11º deseaba mucho saber cómo seguía su historia. Y, naturalmente, la incógnita de Asmodean. Y que estaba deseando que hubiera un reencuentro entre Rand y Tam. Y, sí, había tenido unas cuantas sorpresas.

Otra pregunta de un lector para Brandon es si en el 25% más o menos del borrador que va a enviar a Harriet está incluido el prólogo, a lo que Brandon responde afirmativamente. Hay comentarios de Moshe sobre lo que ha escrito Brandon diciendo lo bien que ha adaptado su estilo a la serie y Tom protesta porque él aún no lo ha leído y dice a los asistentes que, como ellos, tendrá que esperar hasta que esté acabado. (Recordad de nuevo que esto ocurrió hace dos meses y medio). Brandon explica que cuando RJ pasaba un libro a Harriet para la edición de texto, estaría ya muy pulido, pero que él no puedo hacer eso porque prefiere que si Harriet encuentra algo que quiere que cambie, es mejor saberlo en las primeras etapas.

“¿A tu esposa no le importa dormir con Jim?” pregunta un asistente, y todos ríen. “¿Qué haces para no volverte loco?” Brandon responde que escribe, que eso le relaja. Y que su esposa sólo ha leído el primer libro de la serie, algo que hay que remediar cuanto antes. También comenta que el conjunto de los aficionados ha respondido bien, con actitud positiva, que hasta el momento sólo le han llegado dos amenazas de muerte. Que recibe entre 25 y 35 correos diarios deseándole buena suerte. Una frase que se repite mucho es: “Lo harás bien.” Que está dedicando muchísimas horas al libro, tantas que tiene la sensación de ser un estudiante de medicina haciendo la residencia en hospitales.

Hay un debate en la sala sobre la pronunciación del nombre “Nynaeve”, y un asistente asegura haber oído a RJ, en un acto como el de hoy, pronunciarlo de forma distinta a como hace Brandon, que explica que suele utilizar muchas de las pronunciaciones de los libros de audio; Tom interviene para decir que puesto que Jim aprobó los libros de audio, seguramente ésa es la pronunciación adecuada. Brandon cuenta que una vez preguntó cómo se pronunciaba “Morgase” y que le dieron tres respuestas diferentes: una de ellas, Harriet; otra, Maria,;y la tercera, Alan. ¡Y se supone que ellos deberían saberlo!

Otra pregunta entre los asistentes es si el estilo de Brandon difiere del de Jim y también en qué afectará hacer este libro en su estilo a la hora de escribir los siguientes de su creación. Brandon dice que él es más de escribir escenas pormenorizadas, mientras que RJ era más del enfoque desde el punto de vista; tenía cierta inclinación a narrar en primera persona. También dice que hubo un momento en el que decidió ser menos prolijo, pero que al escribir este libro está dejando que todo fluya con más libertad en cuanto a la descripción, cosa que le ha parecido muy estimulante. Reitera, sin embargo, que el único capaz de escribir como Robert Jordan era Jim Rigney, aunque está procurando hacer cuanto está en su mano para escribir un libro de La Rueda que ofrezca lo que los aficionados, y él mismo, como un aficionado más, esperan de un libro de esta serie.

Brandon ha leído las FAQ de varios sitios por Internet y le han sido de mucha ayuda, si bien Maria, Alan y Harriet son su mejor fuente de información. Explica que hay muchos misterios explicados en las anotaciones y que algunos están etiquetados específicamente para que no se revelen en los libros. Las relaciones de algunos personajes quedaran sin resolverse. El hecho de que una serie acabe no significa que la vida y los problemas de los personajes acaben también. La Rueda del Tiempo gira. En ese momento Tom interviene para comentar que la trilogía planeada sobre Mat y Tuon ya estaba contratada.

Al final de la sesión, Brandon cuenta un par de anécdotas sobre su visita a la casa de los Rigney. Una de ellas tiene que ver con dos sillas y dos ordenadores en su primera visita, y la otra está relacionada con un regalo del Wilson, primo de Jim, cuando Brandon estuvo en Charleston por segunda vez para solucionar ciertos puntos de la trama, pero como mencionó que le gustaría comentar al menos una de esas anécdotas en su blog, dejaré que las cuente él.

Brandon no conoció a Robert Jordan personalmente. En una convención, hace unos años, cuando Jim entró y alguien se volvió hacia Brandon y dijo: “Ése es Jim Rigney, Robert Jordan”, fue lo más cerca que Brandon estuvo de conocer al maestro, de modo que Robert Jordan sigue siendo para él una especie de figura mítica, como un héroe cuyos pasos anhela seguir.

---

Espero que os gusten los detalles y curiosidades de esta entrada.

Un saludo.

Etiquetas: , , ,

1 Comments:

At 11/3/09 21:05, Blogger Mila said...

6 Comments:

At 16:36, Raennor said...

He de hacer una pregunta desde el fondo de mi ignorancia, ya que no cuento las palabras en los libros que leo.... ¿600.000 palabras, en inlés, cuántas páginas serían, hipotéticamente?

Igual anda fuera de contexto, pero es algo que me pica la curiosidad.

Por cierto, también he de felicitarte por este blog tan completo, además de recalcar que tu labor es bastante buena. Mi enhorabuena.

Raennor

At 18:21, Mila said...

Hola, Raennor, bienvenido a Flandes

Veamos si puedo darte (también desde mi ignorancia porque en este caso son cálculos míos, no de un experto en edición de libros) una explicación que nos lleve a un número de páginas APROXIMADO.

Digo aproximado porque el número de páginas de un libro puede aumentar o disminuir dependiendo de ciertas variantes, como son el tamaño del tipo de letra y número de líneas de cada página.

De ahí que estos cálculos los hagan en "palabras" no en páginas, y por lo que creí entender en una explicación que dio Sanderson, no se cuentan todas, sino que se hace una media de las que suelen entrar en una plantilla de tantos caracteres por línea y por tantas líneas en página.

Bien, partiendo de esas premisas, si tomamos como base para el cálculo uno de los libros que sería la mitad, más o menos, con sus 306.000 palabras en números redondos y que es el primero de la serie, El Ojo del Mundo, te diré que según la Wiki, el ejemplar en inglés cuenta con 688 páginas en la edición cartoné de EEUU.

Y ya sólo nos resta hacer una sencilla multiplicación por dos para llegar a tener una idea aproximada de lo que serían 600.000 palabras en este tipo de edición. Es decir, +- 1400 páginas. Insisto: son cálculos míos, que no tengo experiencia en estas cosas.

Espero haber respondido tu pregunta satisfactoriamente.

Me alegro de que mi labor te parezca bastante buena :)

At 22:10, Raennor said...

Muchas gracias por tu rápida respuesta;

La verdad es que era una duda que tenía en la cabeza desde que me acerqué al blog del señor Sanderson y vi las barras de progreso...

Pero viendo lo que me has explicado, no sería del todo necesario partir el libro, sino que he leído libros de mas o menos las mismas páginas y que eran de un único volumen... Alguno de llos tiene ya sus 30 años encima y sigue como el primer día, solo que un poco amarillento.

En fin, seguiremos esperando a que al fin termine esta gran obra, aunque mejor despacito, así saldrá mejor.

Bueno, me explayado.

Un saludo, y acercate cuando quieras a mi blog.

Raennor

At 12:28, Mila said...

Interesante ese blog, Raennor ;)

Al leer tu comentario nuevo, he pensado que merece la pena ampliar el tema de los datos. Más que nada, para que todos los que lean estos comentarios se hagan una idea bastante aproximada de lo que sería tener en las manos un libro de estas características.

Para ello, he recopilado datos de varios libros más o menos actuales, aunque para hacer las cuentas una sola vez, tomaremos, como antes, el libro en inglés que llegaba a las 300.000 palabras, The Eye of the World, es decir, la mitad de los cálculos (casi los más bajos) que ha hecho Brandon.

Por otro lado, tomamos un libro de aquí, en edición Coleccionistas, de Timun Mas: Las Crónicas de la Dragonlance. Los datos de este volumen son:

Papel biblia
1439 páginas
36 líneas/página
media de 60 caracteres/línea
media de caracteres/ página: 2.200
peso 1,350 aprox.

Acomodando estos datos a los de The Eye of the World, (contando líneas, media de caracteres/línea; páginas del volumen) me ha salido una media de caracteres/página de 2.900. Esa cifra, multiplicada por el número de páginas de The Eye of the World da un total de 1.943.000 caracteres, que dividido entre los 2.200 que tiene la página de Crónicas, nos daría un total de páginas (para meter todo The Eye of the World en ese tipo de edición) de 880, más o menos. Bien, ahora sólo queda multiplicarlo por dos para llegar a las 600.000 palabras del cálculo mínimo de Brandon y nos dan 1.760 páginas, 400 más que el volumen de Crónicas. El que tengo Crónicas, que aparte hasta la página 400 y se imagine ese volumen añadido al del libro entero...

Cuatrocientas páginas más no son moco de pavo. Y hablamos de papel biblia y de un tocho que con 1440 páginas nos pesa ya 1,350 kg. Es para pensárselo ¿eh? Particularmente, esa edición de Crónicas la tengo porque es de coleccionistas y mola, pero resulta INCOMODÍSIMO leer el libro. Se necesitaría un buen atril de los de antes, como el de los libros de los cánticos de un coro de catedral, para no acabar deslomado. Así que, de llevar en el metro o en el autobús cuando se va a currar o al instituto o a la uni, como ya no se va cargado, pues nada, metemos otro 1,6 kg en la mochila.

Eso, si se hace en papel biblia, claro. Y eso, contando con una edición especial que para que no se desmorone tendría que ir COSIDA, porque dudo que haya pegamento que aguante mínimo 1.760 páginas seguiditas. En fin, son opiniones mías, que además no sé cómo harían antes esos libros enormes con papel de biblia, pero creo que los cuadernillos iban cosidos. Dudo que hoy día se haga algo así, a no ser ediciones muy especiales. Y lo muy especial hay que pagarlo, no olvidemos tampoco ese detalle. Por lo que se comentaba en esta noticia, quizá Tor podría plantearse sacar primero el libro dividido en dos (en edición más económica, imagina) y sólo después plantearse una edición especial encuadernada EN PIEL. Eso podría salir por un ojo de la cara. Y no hablamos de las tiradas que se hacen aquí, sino en Estados Unidos, que son muchos miles y miles y miles.

Otra cosa a tener en cuenta (no sé si habrás leído las “Actualizaciones de AMoL”) es que lo último que Brandon ha comentado sobre la extensión es que podría estar entre las 600 y 700 mil palabras. Es decir, que estos cálculos hechos, grosso modo, podrían quedarse cortos.

Ahora, para quien no tenga las Crónicas en edición Coleccionistas, paso a dar datos de otros libros conocidos y ya sólo tienen que echar las mismas cuentas para hacerse a una idea:

Cuchillo de sueños:
papel normal
795 páginas
42 líneas/ página
Media de 71 caracteres/línea
Media de 2.980 caracteres/página
Peso 1,100 kg aprox.

El Señor de los Anillos (Edición Círculo de Lectores)
papel biblia
885 páginas
46 líneas/ página
media de 73 caracteres/ línea
media de caracteres/ página 3.360
peso 1,300 kg aprox.

Los Pilares de la Tierra (edición cartoné)
Papel normal
1.050 páginas
42 líneas/ página
media de 71 caracteres/ línea
media de 2.980 caracteres página
peso 1,250 kg aprox.

Siento haberme extendido tanto, pero considero que es interesante tener las ideas muy claras sobre todos los conceptos que implica la edición de un libro así.

Un saludo!

At 15:34, Raennor said...

Magnífica explicación, a mi entender no creo que haya más problemas como la duda que me surgió a mi.

Un saludo, y sigue en la cresta de a la ola, que eso siempre se agradece.

Raennor

At 17:12, Mila said...

Me alegro de haber aclarado tu duda, Raennor.

Saludos!

*Mila se aleja surfeando en la cresta... sin dejar de rezar para que no salga por ahí un tiburón que le pegue un mordisco en la tabla*

:)))))

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home

Powered by Blogger