lunes, 17 de septiembre de 2007

Adiós a Jordan

En el viaje de vuelta a casa, tras unos días de descanso, me ha llegado la noticia de la muerte de Jordan ayer, día 16, a las 14:45 h. Aún no me he sobrepuesto al estupor. A pesar de haberse espaciado sus comunicados a los lectores, a pesar de no haber muy buenas noticias desde hacía tiempo, me negaba a creer que la enfermedad pudiera vencerlo, quería confiar en que el Dragón se impondría a las fuerzas de la Sombra y se alzaría con la victoria. Por eso sigo sumida en el estupor. En la incredulidad.

Querría ser capaz de expresar la tristeza que me produce el fallecimiento de quien, además de un gran autor, siempre me ha parecido una buena persona, una gran persona, pero como suele ocurrir cuando algo te conmueve de verdad, no se me ocurre qué decir que no parezca la consabida frase de condolencia o cualquier otra que a fuerza de repetirse ha dejado de tener sentido.

Lo lamento por su familia —en especial por su esposa— pues a pesar de la entereza que todos han demostrado desde que le diagnosticaron esta terrible enfermedad, deben de estar pasando un momento muy duro y por ello les transmito desde aquí mi más sentido pésame. Sin embargo, la sensación principal es la de haber perdido a un querido amigo, alguien con el que he pasado horas y horas trabajando con el propósito de interpretar correctamente lo que él quería transmitir con sus palabras y de respetar su modo de contar las aventuras y desventuras de los personajes que creó en ese complejo mundo sin nombre.

Quiero imaginar que el mundo de Robert Jordan superará estas horas de oscuridad y brillará con luz propia para gloria de su creador.

Permitidme que añada unas frases de despedida bien conocidas por todos nosotros:

Que la Luz ilumine tu alma y la mano del Creador te dé cobijo hasta que renazcas.

Que el último abrazo de la madre te acoja en su seno.

Hasta el próximo giro de la Rueda, admirado y respetado maestro Robert Jordan, amigo James Oliver Rigney. ¡El Dragón ha muerto! ¡Larga vida al Dragón!

(Ver noticia sobre el funeral)

(Fotografía tomada del Blog de Jordan en la web Dragonmount)


Etiquetas: , ,

5 Comments:

At 18/9/07 0:00, Blogger Ulin said...

Una verdadera lástima. Está claro que todos pensabamos que lo iba a superar, pero desgraciadamente, la fuerza de voluntad no es siempre suficiente.

Descansa en paz Mr. Rafo, hasta el siguiente giro de la Rueda

 
At 18/9/07 21:51, Blogger Sandman said...

Sin palabras. El unico autor que despues de Tolkien supo revelar mundos nuevos nos deja. Permanecerá en nuestro recuerdo.

 
At 19/9/07 2:21, Blogger malkieri said...

Entro aquí después de mucho tiempo.... y me encuentro con esto.

No se me ocurre otra cosa que acceder a la web de dragonmount ¿y? inaccesible debido al exceso de gente intentando entrar o algo similar. Busco en google "robert jordan" y veo que hay una entrada en la wikipedia. Más sorpresa me llevo a leer que ya está actualizada la fecha de su muerte.

Siento no de dedicarme a la escritura, ni tener talento para hacerlo. Porque en el caso de saber, se me ocurrirían líneas y líneas de palablas para expresar todo lo que pasa por mi cabeza en estos momentos.
Yo soy más de gestos. Por esa razón voy quiero mandarle un caluroso abrazo esté donde esté. Y recordar algo que otro genio hizo en un momento dado.... :P (¿os suena? )

"carpe diem" James Oliver Rigney, Jr.

 
At 25/9/07 22:12, Anonymous Lan said...

Hola Mila.

En fin, que voy a decir que no haya dicho ya en Los Espejos. Es una verdadera tragedia para su familia y para todos los que lo admiramos y apreciamos.

Lamento que mis primeras palabras en tu blog después de tiempo sean para esto, pero ahí quedan. Le debo mucho a Rober Jordan y jamás podré pagárselo.

Sit tibi terra levis, magister.

Un abrazo, Mila.

 
At 25/9/07 23:13, Blogger Mila said...

Hola, chicos.

En Dragonmount ya funciona todo normal. De hecho hay línea de posts abierta para escribir en la entrada del fallecimiento de Jordan y también en otra que ha hecho su mujer, para darle el pésame.

He visto que están preparando varias cosas en su memoria. Es como si a todos nos hubiese entrado una urgencia rara de hacer algo relacionado con RJ o hablar sobre él, como si de esa forma pudiéramos impedir que el tiempo y la frágil memoria humana nos lo alejen.

Yo sigo en ese estado extraño de saber que es verdad, pero sin acabar de asimilarlo. Y eso que estoy teniendo unos días de espanto con papelotes que me exigen plena atención, de modo que las migrañas están a la orden del día.

El hecho es que lo de RJ se me ha juntado con más temas. Habrá que respirar hondo y esperar que estos tiempos revueltos pasen. Estas cosas me inquietan porque suelen ser heraldos de cambios notables, como si anunciaran el final de una etapa. Hablo de mí, claro. Tranquilos, que no voy de "bruja Lola".

Un abrazo a todos

 

Publicar un comentario

<< Home

Powered by Blogger